Más que una capital, lo que parece esta capital de unos 3.000 habitantes aproximadamente, es un gran pueblo.
Las zonas más transitadas son, la zona del Puerto, la zona que está alrededor de la plaza y el paseo marí­timo.

Aunque es aún menos turística que su vecina isla de Sal, la verdad es que grandes cadenas hosteleras están invirtiendo en la isla, sin contar con el nuevo aeropuerto internacional que que se ha construido.

Antiguo Porto dos ingleses (los ingleses visitaban la isla en busca de sal, de ah­í este nombre) la capital conserva todaví­a detalles de su pasado, como los edificios de estilo colonial y los famosos sobrados (curiosamente este nombre se usa también en Canarias).
A parte de visitar las hermosas playas, también recomendamos hacer una visita a la Iglesia de Santa Isabel.

Sin duda para el visitante será toda una experiencia, ya que la mezcla de cultura y sabores genuinos, termina enamorando a cualquier persona que visite este lugar lleno de buena gente.